Top 10: Accidentes más caros del mundo del motor

Navegando por los blogs que leo diariamente, me encontré hoy en DiarioMotor una referencia a una noticia en WreckedExotics, página que muestra fotos y vídeos de coches de lujo y deportivos accidentes más caros del mundo del motor (con el consiguiente dolor a la gente que aprecia los coches).

Me gustó ver tantos coches caros que han sido destrozados por culpa de tener un dueño (o conductor, en algunos casos) tan torpe. ¿Las aseguradores cómo harán para pagar estas cosas que se supone que “no tienen valor”? Para la noticia, seguiremos un esquema de “Antes y Después”.

TOP10: Bugatti EB110 (1992)

En dicho puesto se encuentra un precioso Bugatti EB110 del año 1992. Su precio rondaba los $500.000 dólares. Como ya dije, no sólo los dueños son torpes: el accidente tuvo lugar cuando un mecánico realizaba un chequeo anual. Debió de pasar sobre una mancha de aceite a no poca velocidad y pasó lo que pasó. Veamos la foto de Antes y Después.


TOP 9: Pagani Zonda C12 S (2002)

Sigamos con el top9. En este lugar se encuentra un coche del que sólo se fabricaron 15 unidades en todo el mundo, el Pagani Zonda C12 S. ¿El precio? Algo más que el anterior: $650.000 dólares. Veamos la foto de Antes y Después.


TOP 8: Mercedez-Benz SL 300 (1954)

Llegamos al top8 y dejamos a un lado por el momento a los superdeportivos, para irnos con los míticos clásicos que valen una millonada. Un Mercedes-Benz SL 300 “Gullwing” de 1954 copa dicho puesto. Chocó en una carrera en las calles de México, llamada “La Carrera Panamericana”. El precio del coche es de $750.000 dólares. Veamos la foto de Antes y Después.


TOP 7: Jaguar XJ220 (1992)

Como dijimos hace unos días, este coche (el Jaguar XJ220) fue durante un tiempo el coche más rápido del planeta (cerca de 355 km./h.). Con tanta velocidad, es normal que más de uno se envenenara y se le diera por correr de más. El primero lo vemos al lado de su coche lamentándose con cara de angustia. Seguramente la mujer lo matará al llegar a casa o recibirá una paliza de su cuñado por hacerle un “ligero” bollo en el morro. Veamos la foto de Antes y Después.


Otro caso con este mismo coche es incluso más hilarante. El señor se quiso regocijar ante sus colegas del campo de Golf y lo acabó pagando.

No sabemos exactamente contra qué chocó, pero espero que no lo hiciera en un bunker de arena. Se le nota en la cara que tiene el orgullo herido (el de la derecha de gafas de sol, seguramente). Más risas aún si nos fijamos en todos los fotógrafos sacándole fotos.

El precio del vehículo (y ya entramos en números de más de 6 cifras) era de $1.000.000 dólares (un millóncito).


TOP 6: McLaren F1 (1994)

El siguiente coche fue y será uno de los coches más rápidos de la historia. El McLaren F1 fue el que le arrebató el récord de velocidad a nuestro top7, y también le quitó el récord en el accidente, supongo. Con sus 627 CV y sus casi 387 km./h. de máxima era más que previsible que alguno acabará chocando. El precio de este coche era de $1.25 millones de dólares y sólo había 107 (suponemos que ahora 106 mínimo).

Lo mejor, es que el que lo destrozó fue Rowan Atkinson (más popularmente conocido como Mr. Bean), que también es conocido en el mundillo por ir por la vida destrozando grandes coches (a parte de este, destrozó también un Aston Martin).

Gran vergüenza tuvo que pasar por haber hecho esto al mejor coche del Need For Speed II… Veamos la foto de Antes y Después.


TOP 5: Ferrari Enzo (2002)

Pobres Ferraris Enzo. Estos sí que los masacraron. Como dice la noticia original, parece que tienen un imán que atrae los accidentes. Y cuánta razón tiene si sabemos que al menos 14 coches de los 400 construídos estuvieron envueltos en algún accidente con daños materiales.

El más famoso fue uno en 2005, que chocó a 320 km./h. y sobrevivió para contarlo. Según recoge la wikipedia, fue un tal “Fat Steven” Eriksson, un criminal sueco. Fue bastante confuso todo. Cosas de las mafias, suponemos.

También hubo unos cuantos choques más en Dubai, a velocidades menores, pero muy altas de todas maneras. Si lo miramos estadísticamente, en todos los choques a más de 250 km./h. no murió nadie. Podemos afirmar que es uno de los coches más seguros del planeta y quedarnos tan anchos. El precio es de $1.3 millones de dólares. Veamos la foto de Antes y Después.


TOP 4: Bugatti Veyron (2002)

Cómo no, nuestro coche bala particular tenía que estar en la lista. Sus 1001 CV, los 407 km./h. de punta y la aceleración de 0 a 300 en 14 segundos atraen a compradores como la mierda miel a las moscas.

El coche de producción en serie más caro de la historia no es capaz de entrar en el top3 de accidentes, y eso que 2 de los 300 modelos se destrozaron. El primero duró una semana a manos de su dueño. Llovía e iba a más de 100 mph (166 km./h.). Se veía venir, sí. Veamos la foto de Antes y Después.


TOP 3: Ferrari 250 GT Tour De France (1959)

Como dijimos, el anterior modelo era el más caro en serie, así que ahora serán joyas clásicas las que ocuparán el pódium. Un Ferrari 250 GT TDF (Tour De France) del 59 ocupa la medalla de bronce. Su dueño se pasó en un circuito en el Desafío Histórico Ferrari-Maserati del 2003. Precio de la gracia: $1.65 millones de dólares. Veamos la foto de Antes y Después.


TOP 2: Ferrari 250 GT Spyder (1961)

Multiplicando casi por 10 el coste, el Ferrari 250 GT California Spyder coge la medalla de plata con sus casi $11 millones de dólares.

La culpa no la tuvo el dueño esta vez, ni un mecánico. Bueno, sí, la tuvo el dueño. No se le ocurrió mejor cosa que dejar el coche cerca de la playa cuando venía un huracán. Lleno de arena se lo llevó para casa. Veamos la foto de Antes y Después.


TOP 1: Ferrari 250 GTO (1962)

Y por último, llegamos a la medalla de oro y al top 1 de nuestra lista, merecedor del gran premio al Accidente más caro de la Historia. En un evento de coches clásicos (según se ve, generador de accidentes millonarios), el conductor chocó con el de adelante cuando el tráfico aminoró la velocidad.

Recordemos que el Ferrari 250 GTO, como ya dijimos hace tiempo, cogió hace poco el récord mundial con sus $28 millones de dólares que pagó un loco comprador anónimo inglés. Podrías comprar más de 14 Ferraris Enzo por ese precio, pero no, mejor uno, que así si lo estropeas, lo estropeas todo a la vez. Increíble, de todas maneras. Veamos la foto de Antes y Después.


Resumiendo: cunde más tener un coche más normal, del día a día, que si por desgracias de la vida lo destrozamos, tampoco nos arruinaremos. Como siempre, esta suposición es válida para todo el mundo, menos para nuestro asiduo lector,

Matías el Humilde, que a él le dan igual estas cosas y destroza coches por placer y alegría del pueblo.

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *